DES- APRENDIZAJE DE URGENCIA

Ya lo dijo Goethe…”Ten cuidado con lo que aprendes, que no podrás olvidarlo”. Con otras palabras , trae esta idea Keynes cuando dice “lo más difícil del mundo no es que la gente acepte nuevas ideas , sino que olvide las anteriores”.

Claramente nos seguimos desestructurando , la cotidianeidad con todo lo que el contexto nos trae, nos da la oportunidad de ir hacia adentro, y desde ahí, nuevamente hacia afuera, seguramente , transformados, y ojalá, sembrando en nuestro pequeño metro cuadrado, semillas cada vez mejores.

Todo está cambiando, todo sigue y seguirá cambiando. Desde nuestro modo habitual de encontrarnos, el modo de funcionar de las instituciones en general, hasta, incluso, hasta las nuevas monedas! Cambios estructurales en todas las dimensiones de nuestra vida. Todas las esctructuras se están moviendo, y algunas, rompiendo. (de aquí también tanto movimiento emocional)

Nada de lo que digo es novedad, no obstante esto, hay una parte de nosotros que aún no puede procesar tanto junto. Para algunos es más o menos fácil que otros digerir lo que nos trae este tiempo, pero como dice uno de mis hermosos sobrinos, (hablando con su z siempre), : “Tia, lo que paza, paza…”. 

Todas las frases hechas, teorías, postulados, certezas, se destiñeron como diario mojado ante el inmimente y sorpresivo cambio, y esto, está impactando fuertemente en las relaciones de todo tipo, en la salud emocional, y por lógica, en el cuerpo físico.

Cambiar es un verbo de acción. No se cambia nada si no se hacen cosas distintas. Aunque pareciera que eso no es el mayor inconveniente.

Lo problemático puede ser “desandar lo aprendido, lo conocido”, abandonar la ilusión de lo qua ya fue – y no sabemos si volverá tal cual- , desaprender lo que llevamos puesto como obvio y seguro.

Algo vamos a tener que desaprender , algo vamos a tener que soltar, que abandonar para dar pasos más livianos a esta nueva normalidad. Sobre todo, para no rompernos.

Es como si quisiéramos cruzar un puente dejando una pierna de un lado y otra, del otro para estar seguros de no caernos… No es posible.

Si, hay incertidumbre en el tránsito… En lo personal, tengo tanta confianza en los recursos que como humanos tenemos que seguramente, a pesar de los miedos, lograremos pasar a lo nuevo más fuertes, mas sabios, renovados y más livianos…

(me) invito a revisar en qué aspectos todavía me aferro a la ilusión de que algo ocurra o sea de otra manera, a mirar a qué ideas me estoy aferrando tal vez sin darme cuenta, que me llevan a paralizarme y me impiden dar nuevos pasos. También ver qué exigencias o creencias estoy sosteniendo, incluso de forma rígida, que me trae consecuencias vinculares no deseadas.

Qué normalidad sigo/seguís esperando? Qué (me) e

Qué (me) está costando aceptar de este momento? Qué (me ) pasaría si pudiera hacerlo?

Los abrazo.

“No creas nada, no importa donde lo leas o quien lo dijo. No importa si lo he dicho yo, a no ser que esté de acuerdo con tu propia razón y sentido común.” Siddarta Gautama, Buda.

¡Si te gustó la nota te invito a compartirla!

Share on whatsapp
Compartir
Share on facebook
Compartir
Share on twitter
Compartir
Abrir chat
¿En qué te puedo ayudar?